mUnyimCaixa

la caixa que xuma

dilluns, 6 de febrer de 2012

Epitafio a Unnim


Cuando naciste reían todos y sólo tu gemías procura que al morir sean todos los que lloren y sólo tú el que rías “.

Este epitafio podría resumir muy bien lo que ha sucedido con Unnim en el bien entendido que la muerte no hace reír a nadie.

Una vez asumido el fracaso “Unnim” y a pocas semanas de de su desaparición, uno albergaba la romántica idea de que una entidad fuerte, saneada con un proyecto empresarial nos comprase.

“No son muertos los que yacen en la tumba fría, muertos son los que tienen el alma muerta y viven todavía“.

Los últimos movimientos de BE me hacen llegar un “hedor” insoportable. Pensar que nos puedan colocar, no en el mejor proyecto empresarial sino por una decisión política, que como siempre éstas son partidistas e interesadas y con otros muy diferentes objetivos. Sin tener en cuenta el valor que aún podemos aportar.

“Nos has hecho para ti Señor y nuestro corazón estará insatisfecho hasta que descanse en ti”.

Y todo ello por la “pasta”, dado las necesidades de capital de algunas entidades al no poder recibir ayudas públicas directas, por qué no, utilizar la puerta de atrás accediendo a éstas  al adquirir una entidad intervenida.

“Tú también estas en la cola, lo único es que no sabes cuando te toca”.
 
Me embarga un profundo sentimiento de soledad al ver como todo se va desvaneciendo alrededor.

Acabaré el presente con un epitafio a mi entender corto, sencillo y demoledor.

“ El último en salir que apague la luz”.