mUnyimCaixa

la caixa que xuma

dimarts, 8 de maig de 2012

El perdón del Rey



Con el permiso de Barça y Real Madrid, en estas últimas semanas la comidilla de bares ha sido el “perdón del Rey” .

Un país que se jactaba de la ejemplar monarquía que teníamos, a mofe de la inglesa o monegasca.

Pues bien, últimamente los Borbones estan de pega, primero con el “affaire” Urdangarin, después con el accidente del hijo de la Infanta Elena, que avivó el accidente de Don Juan Carlos con su hermano. Y ahora finalmente con el mal paso, nunca mejor dicho -últimamente el Borbón estaba muy torpón-, del monarca ejemplar y campechano.


Evitando el debate de monarquía sí monarquía no, o si estaba cazando elefantes, pienso que el Rey no debía haber pedido perdón. Simplemente porque cada uno en su tiempo de ocio hace lo que quiere y a medida de sus posibilidades económicas, gente con poder adquisitivo ha habido, hay y habrá.

Pero aún así haciendo gala de su campechanísmo y cercano al pueblo, el Rey salió y pidió perdón, gesto que de alguna manera, podemos decir que le honra.

Llamadme ingénuo, pero eso es lo que he encuentro a faltar de nuestros directivos. Durante años nos han guiado por una senda maravillosa y durante meses nos han vendido humo, para acabar perteneciendo al selecto “cementerio de elefantes” al menos a lo a ellos hace referencia.

Ninguno, ninguno ha salido a pedir perdón i admitir que se han confundido. Los egos son muy poderosos. Quizás piensen que están por encima de la Realeza.